“[…] es verdaderamente torpe e indecoroso ver a individuos que, siendo varones, se ponen ropas femeninas y envilecen el vigor viril transformándose obscenamente en mujeres; no se avergüenzan de meter los rudos bíceps de soldados en túnicas femeninas, rostros con tanta barba quieren parecer hembras […]”.
Cesáreo de Arles (470-543)


Cartel carnaval de Herencia 2009 - Eva Cobos
Cartel carnaval de Herencia 2009 – Eva Cobos

Un reino de utopía, de abundancia, de igualdad y de libertad se establece desde la Antigüedad en el invierno, más recientemente a las puertas de la Cuaresma. Frente a las fiestas oficiales, en las que el poder civil y el poder religioso imponen la representación de la férrea jerarquía social, el Carnaval supone la inversión contractual de dicha jerarquía. En esos días, el orden oficial y las reglas cotidianas se vean alteradas por el imperativo absoluto de la propia fiesta. El pueblo entra en una dimensión vital completamente distinta, entra en una “segunda vida” diferente a aquella en la que se desenvuelve el resto del año.


Desde esta páginas puedes conocer profundamente la realidad del carnaval de Herencia:

Busca dentro del blog: